En el día de ayer, se disputó la Gran Final del Masters de VALORANT, el cual se llevó a cabo en Reikiavik, Islandia. Finalmente, el primer título internacional de este deporte electrónico se lo quedó Sentinels, luego de vencer a Fnatic por 3-0 en la serie final.
De esta forma, el representante de Norteamérica pone a la región en el escalón más alto del ranking mundial, un hito casi sin precedentes en los Esports.

Pese al resultado, el 3-0 no refleja en lo absulto lo que se vivió en una grandísima final, muy bien jugada por parte de ambos equipos.
El primer mapa se resolvió en el Overtime, luego de que Fnatic remontase un 5-10 en contra, para ponerse con un 11-10 a su favor. Sin embargo, el equipo europeo no pudo cerrar el mapa y Sentinels se llevó la victoria en Split por 14-12.
En el segundo mapa, fue Fnatic quien comenzó dominando y se puso con un 9-4. Los norteamericanos no se quedaron quietos e hilaron 5 rondas consecutivas para poner la igualdad en el marcador. Finalmente, el partido se volvería a ir al Overtime, donde Sentinels nuevamente daría la puntada final para quedarse con el Bind por 16-14.
Luego de dos mapas completamente disputados, el tercero y último no fue la excepción. A pesar de que Sentinels se llevó la primera mitad por un 9-3, Fnatic peleó por su orgullo y logró igualar el marcador con un 9-9.
El equipo norteamericano volvió a adelantarse poniendo las cosas 12-10, y cuando todo parecía indicar que Fnatic llevaría otro mapa a Overtime, una mala jugada de Mistic, paradójicamente uno de los mejores jugadores del día, condenó la última ronda para su equipo y Sentinels cerró el Haven por 13-11.

El equipo conformado por ShahZaM, TenZ, SicK, dapr y zombs fueron los ganadores de punta a punta de este Masters. En su camino hasta la final, no perdieron ni un solo mapa, venciendo a Fnatic en primera instancia, luego a Team Vikings y en semifinales, el resultado no fue distinto frente a NUTURN, evidentemente con todas las series con un 2-0 a su favor.

Sentinels partía como favorito al comienzo del torneo y sin dudas no decepcionó, siendo el claro ganador del primer evento internacional de VALORANT en la historia, llevando la gloria a Norteamérica en los Esports, algo que no suele ocurrir muy seguido.