En esta mañana del sábado en Latinoamérica, el equipo argentino finalmente cayó en la segunda ronda de la BLAST Premier Spring Showdown, en el partido ante Team Heroic por 2-0, poniéndole fin a su carrera en este torneo. Sin embargo, su participación es, sin dudas, algo de lo que pueden estar orgullosos.

La mañana comenzó con el típico draft de mapas, donde el equipo argentino decidió la elección de Mirage, mientras que Heroic tomó Inferno, lo que dejó a Nuke como mapa definitorio en caso de ser necesario.
En su mapa elegido, 9z no comenzó de la mejor manera y le costó adaptarse en las primeras rondas. Sin embargo, en el cambio de lado logró remontar un poco la diferencia de rondas pero despertaron tarde, y los daneses se quedaron con el primer mapa por 16-8.

En el segundo juego, 9z salió decidido a intentar imponer sus condiciones, cosa que logró, ya que rápidamente se puso con un 6-2. A pesar de eso, poco a poco se fue apagando, lo que derivó en una mitad 8-7 a favor de Heroic.
A partir de ahí, el encuentro fue un palo a palo entre ambos equipos, al punto de llegar al 12-12 en el marcador. Desde ese momento, Heroic sacó toda su superioridad y cosechó las cuatro rondas consecutivas que le permitieron quedarse con el mapa y poner el 2-0 en la serie, clasificando a la siguiente ronda.

https://twitter.com/caspercadiaN/status/1383446433668366340

De esta forma, finalizó el sueño del equipo argentino en esta competencia, de la cual sin ninguna duda puede irse con la cabeza alta, ya que luego de eliminar a Vitality el jueves por 2-1, y de conseguir darle bastante batalla al tercer mejor equipo del mundo, incluso siendo felicitados por sus rivales, coronaron la mejor actuación de un equipo latinoamericano en la BLAST, abriendo las puertas a que la región tenga más visibilidad en el ambiente competitivo del CS:GO.