Desde el desastroso lanzamiento de Cyberpunk 2077 a finales de 2020, CD Projekt RED se ha puesto un único objetivo: trabajar día tras día para que el juego tenga su mejor versión, tanto en consolas como en PC.
Esto se puede notar simplemente con las constantes actualizaciones que ha recibido desde que el juego vio la luz, y en el día de hoy, llegó el turno del hotfix 1.21.

“Nos enfocamos en mejorar aún más la estabilidad general del juego y solucionar los problemas más comunes que podrían bloquear la progresión” agregó CD Projekt en el comunicado.

Este parche arregla, aproximadamente, 28 problemas con misiones y el mundo abierto, lo que prohibían la progresión de los jugadores en sus partidas. Puedes leer todos los arreglos a las misiones aquí.

En cuanto a las mejoras de estabilidad y Gameplay, estos son los cambios realizados:

  • Se solucionó un problema por el cual, después de que el jugador cometía un crimen en el techo de un edificio, los oficiales de NCPD aparecían detrás de la espalda del jugador.
  • Se solucionó un problema que impedía al jugador subir escaleras fuera del agua.

Visual

  • Se corrigieron varios problemas relacionados con el recorte en la ropa de los NPC.

Interfaz de usuario

  • Se volvió a agregar el ícono sobre los NPC, que están bajo el efecto de ataque rápido Distract Enemies.
  • La interfaz de usuario de escaneo ahora está menos desordenada.
  • Se solucionó un problema por el cual el texto en japonés / chino tradicional podía desaparecer si el jugador cambiaba el idioma de la interfaz de inglés a uno de estos idiomas.

Estabilidad y rendimiento

  • Varias mejoras en la gestión de la memoria (reduciendo el número de bloqueos).

Específico de la consola

  • Los jugadores ahora deberían poder seleccionar stickers en el modo Foto usando el botón Círculo en la versión japonesa del juego en PlayStation 4.

Específico de Stadia:

  • Se corrigieron algunos problemas gráficos en un puente en Mikoshi en Belly Of The Beast / Changes.


CD Projekt continúa su trabajo diario de intentar devolverle la gloria a un juego que generó tantas expectativas, pero que no pudo cumplirlas.