Por estos años, cada vez es más recurrente que veamos estrellas de todos los ámbitos del mundo incursionando en Twitch o diferentes plataformas de stream, simplemente transmitiéndose a ellos mismos jugando algún otro juego y mostrando una faceta distinta de la que muestran habitualmente como personalidades destacadas.
Uno de ellos es Casemiro, el jugador de fútbol del Real Madrid y la Selección de Brasil, quien cada tanto aprovecha su tiempo libre para jugar videojuegos y, a veces, lo transmite en Twitch.

En una entrevista con el diario español MARCA, el brasileño habló sobre las ventajas que tiene para él hacer transmisiones y lo difícil que fue debido a su timidez: “Nunca me imaginé hacerme un Twitch porque soy un poco tímido, no me gusta estar frente a la cámara y hablando con la gente. Pero gracias a eso, mejoró mucho la comunicación con los fans, porque la gente está más cerca de ti.” explicó Casemiro. “Es cierto que no puedo siempre hacer stream, pero estoy libre trato de hacerlo, porque pienso que es importante estar cerca de los fans” agregó.

Además, Casemiro destacó la gran presión que tiene cuando juega Counter-Strike: Global Offensive, y la comparó con lo que siente al jugar fútbol: “Cuando estoy jugando CS:GO y estoy en un ‘clutch’ me pongo muy nervioso porque no es lo mío, no es donde me encuentro cómodo. Entonces, estoy mucho más nervioso jugando CS:GO que en el Bernabéu o en un estadio con 80 mil personas (risas)”.

Cabe destacar que Casemiro no es ajeno a los Esports, él posee su propio equipo fundado en noviembre de 2020 y llamado Case Esport, el cual cuenta con un roster conformado solo por brasileños.
Sin dudas hacer stream ha sido una de las mejores formas que tienen los futbolistas para conectarse con sus fans, algo que hace mucho tiempo era impensado. Casos como Sergio Agüero, Paulo Dybala, Thibaut Courtois o Neymar son de los más conocidos, y muchos de ellos se han sumado debido a su gran cantidad de tiempo libre durante la cuarentena de 2020, cuando el fútbol estuvo suspendido a nivel mundial. Parece ser que gracias a esto, le han tomado gusto a la práctica y han decidido seguir haciéndolo, evidentemente, con menos frecuencia.