Sin Majors desde 2019, la escena del CS:GO competitivo ha tenido que aferrarse a otros torneos que, aunque no tienen la categoría de Major, han tomado muchísima relevancia para los fans y las distintas organizaciones.
Este ha sido el caso de la BLAST Premier, un torneo que ha tenido múltiples clasificatorios alrededor del mundo para decidir quiénes serían los equipos que participarían en la final global.

La BLAST Premier Global Final recibió a Evil Geniuses, Complexity Gaming, Furia Esports, Team Vitality, G2 Esports, Team Liquid, Astralis y Natus Vincere, que lucharon por el premio de 600 mil dólares.

Equipos clasificados a la BLAST Premier Global Final.

Finalmente, el título quedó para la organización ucraniana, Na’Vi, que venció a Astralis por 2-0 en la final (16-12 en Nuke, y 16-5 en Inferno).
Su jugador estrella, Aleksandr Kostyliev, mejor conocido como “s1mple”, fue reconocido como el MVP de la final.

s1mple, el MVP de Na’Vi vía: BLAST Premier

Sin embargo, el camino de Na’Vi hasta el éxito no ha sido nada fácil. En su primer encuentro por la llave de ganadores, el equipo caería 2-0 (16-4 en Inferno y 16-14 en NUke) frente al Team Liquid de FalleN, que hacía su debut, por lo que cayó directamente a la llave de perdedores, condenado a escalar desde ahí.
En su primer encuentro del ‘lower bracket’, Na’Vi venció a Complexity Gaming por 2-1, en un encuentro que comenzó 0-1 tras perder el primer mapa de la serie. En la siguiente instancia, superaron de forma muy contundente a G2 Esports por 2-0 (16-6 en Train y 16-8 en Mirage), para acceder a la final del lower bracket, donde se encontró con Team Vitality en el día de hoy.
El encuentro contra los franceses fue el más duro y cerrado para Na’Vi, que se hizo con el primer mapa por 19-17 en el overtime. Vitality respondería igualando la serie al ganar por 16-12 en Overpass, pero finalmente la victoria quedaría para los rusos, al conquistar Dust II por 16-10.

En la gran final, que fue tan solo una hora después de su partido con Vitality, Na’Vi venció a Astralis por 2-0 y terminó coronándose como campeón, quedándose también con el premio de los 600 mil dólares, mientras que los daneses obtuvieron 200 mil por el subcampeonato.